Adiós a Eddie Van Halen, virtuoso del rock duro

Eddie Van Halen, quien “reinventó esencialmente la guitarra como Jimi Hendrix había hecho una generación antes” —en palabras de Joe Elliot, integrante de Def Leppard— falleció ayer a los 65 años a causa de complicaciones del cáncer de garganta que padecía desde hace una década, informó su hijo Wolfgang Van Halen.

“No puedo creer que tenga que escribir esto, pero mi padre ha perdido su larga batalla contra el cáncer. Fue el mejor papá que se puede tener. Cada momento en el escenario y fuera de él fue un regalo. Mi corazón está roto y no creo que nunca se recupere de esta pérdida”, expresó en redes sociales Wolfgang.

Durante cinco décadas Eddie Van Halen fue líder del grupo que lleva su apellido. En éste se consolidó como uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos y como una leyenda del rock. Un virtuosismo que puede apreciarse en canciones como “Panama, Ain’t Talkin”, “Bout Love” y “Somebody Get Me a Doctor” y “Eruption”, considerado el segundo mejor solo de la historia, de acuerdo a las revistas Rolling Stone y Guitar World.

Y no es para menos, en “Eruption” ejecutó un solo de 1.42 minutos en el que “se zambulle y eleva como un ave herida”, destacó la agencia AP. Este riff ha causado tanto revuelo que Mike McCready, de Pearl Jam, alguna vez declaró que escucharlo fue como oír a Mozart por primera vez.

“Logra sonidos que no son necesariamente sonidos de guitarra: muchas armonías, texturas que ocurren sólo por el modo en que toca las cuerdas”, dijo McCready a Rolling Stone.
Su solo de guitarra en “Beat It”, éxito de Michael Jackson, también es uno de los más recordados, lo grabó en media hora. “Fueron 20 minutos de mi vida. No quería nada por hacer eso. Pensé, ¿quién va a saber si toco en el disco de este chico”, compartió en 2015 a Billboard.

Por la originalidad en su manera de tocar, el guitarrista Javier Bátiz lo destaca como alguien que rompió esquemas

“Su manera de tocar fue revolucionaria; en el mundo entero quisimos seguirla. Es una influencia que va a durar toda la vida, su forma de ejecutar su instrumento es única y lo que inventó es inigualable, es un legado para aprender técnicas. Deja una herencia muy importante”, resaltó Bátiz, de 76 años, en entrevista telefónica con La Razón.

El músico tijuanense rememoró que a finales de los años 70 todos los guitarristas querían ser como Eddie Van Halen. “En el mundo entero quisimos seguir su forma de ejecutar: la técnica con la cual le pegas a las cuerdas (tapping). Se hizo muy famosa, toda la gente que oía a guitarristas quería escuchar un poco de lo que él hacía. Me llevó a darle un poco de tono a la guitarra”, resaltó Javier Bátiz.

Hijo de Jan Van Halen, un músico de jazz, jamás aprendió a leer partituras, pese a que tomó clases de piano, y aun así su manera de ejecutar la guitarra representó un gran cambio en la escena del rock, pues como consideraba Joe Satriani en 2015: “Eddie le devolvió la sonrisa a la guitarra del rock en una época en la que se estaba volviendo aburrida”.

Por: ADRIANA GÓCHEZ

Notas Principales
Sujetos asaltan a comercio de refacciones de cocina.
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros