En Suecia, el sacerdocio está ocupado por las mujeres

Con una túnica blanca, Sandra Signarsdotter recorre la nave de la iglesia Gustaf Vasa en Estocolmo para saludar a los feligreses, un ritual que cumple desde su ordenación y una escena conocida para los fieles de la Iglesia de Suecia, donde ya hay más sacerdotisas que sacerdotes.

En el país nórdico, a menudo presentado como mensajero de la paridad y donde los ministros del culto de la Iglesia de Suecia tienen el título de sacerdote, las estadísticas son claras: desde julio, el 50.1 por ciento de los sacerdotes son mujeres, frente a un 49.9 por ciento de hombres. Suecia es considerado uno de los países donde más se impulsa la igualdad de género. (AFP) Es “probablemente” la primera Iglesia en el mundo que actualmente cuenta con más sacerdotisas que sacerdotes, estima el Consejo Ecuménico de las Iglesias.

En la Iglesia luterana de Suecia, que cuenta con 5.8 millones de miembros en un país de 10.3 millones de habitantes, las mujeres “están aquí para quedarse”, asegura Sandra, ordenada sacerdotisa hace seis años. Desde 2014, es además una mujer la que está a su frente, Antje Jackelén. En Gustaf Vasa, ante una escasa audiencia, “este domingo, el servicio será oficiado por tres mujeres”, señala Signarsdotter, de 37 años.

Fue en esta imponente iglesia blanca en el centro de la capital sueca donde una mujer, Anna Howard Shaw, una pastora metodista sufragista estadounidense, predicó por primera vez en Suecia.

Fue en 1911, con ocasión del congreso internacional de mujeres, y mucho antes de que fuesen autorizadas a convertirse en sacerdotisas en la Iglesia luterana sueca, un derecho obtenido en 1958. “Los hombres no le permitieron subir ahí”, cuenta Sandra, señalando con el dedo el púlpito de mármol sobre ella. “Solo se le permitió estar abajo”, abunda, situándose en medio del altar. Un lugar con gran simbología, donde este domingo el sermón lo pronuncia Julia Svensson, una estudiante en teología de 23 años, cuya mentora es Sandra.

Por milenio.com

Notas Principales
Amenaza de bloqueos de maestros indígenas
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros