Trump se ve perdido y plantea aplazar la elección

Con desventaja de dos dígitos en prácticamente todas las encuestas rumbo a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió ayer que se aplacen los comicios, al considerar que la votación por correo, que podría ampliarse por la pandemia, se podría prestar a fraudes.

“Con el voto universal por correo (no voto en ausencia, el cual está bien), la de 2020 será la elección más imprecisa/fraudulenta de la historia. Será una gran vergüenza para Estados Unidos. ¿Demorar la elección hasta que la gente pueda votar de manera debida y con seguridad?”, lanzó en Twitter.

Más tarde, en una rueda de prensa, dijo que “no quiere aplazar” los comicios, “pero tampoco quiero tener que esperar tres meses y entonces descubrir que todas las papeletas están perdidas y la elección no significa nada”.

Y es que, efectivamente, se espera que este año no haya resultados y discursos victoriosos la misma noche de la elección, pues el aumento de los votos por correo podría demorarlos.

El portavoz de la campaña de Trump, Hogan Gidley, defendió a Trump diciendo que “sólo estaba planteando una pregunta”, debido a que “la votación universal por correo invita al caos (…) Están utilizando (los demócratas) el coronavirus como su medio para tratar de instituir la votación universal por correo”.

De acuerdo con expertos, no hay evidencia que respalde que los votos en ausencia o por correo aumenten el fraude electoral: “La evidencia que revisamos encuentra que la votación por correo rara vez está sujeta a fraude, no da una ventaja a un partido político sobre otro y, de hecho, puede inspirar la confianza del público en el proceso de votación, si se realiza correctamente. El fraude electoral es raro en general, y es más raro por correo”, dijo el politólogo Edie Goldenberg, citado por The Associated Press.

Tampoco parece ser cierto que habrá una votación universal por correo este otoño. En Estados Unidos, 34 estados y el Distrito de Columbia ya permitían que cualquiera votara en ausencia, ocho de ellos solicitando una razón; pero sólo cinco tenían sistema de voto universal por correo (que crecerá a ocho este año). Sin embargo, Trump y su equipo han asegurado que todos los estados en los que se permitirá el voto en ausencia serán de voto universal, en un esfuerzo para desviar la atención de que él mismo ha votado en la primera modalidad.

En abril, el rival de Trump, el demócrata Joe Biden, dijo: “Guarden mis palabras: creo que (Trump) va a tratar de retrasar las elecciones de alguna manera (…) es la única forma en la que cree que puede ganar”. En ese momento, el presidente rechazó esa idea y la calificó como “la incoherente teoría de la conspiración de un candidato perdido que no está en contacto con la realidad”.

El tuit de Trump amplía las preocupaciones por el intento del presidente de socavar la legitimidad de las elecciones.

Apenas el martes, acusó que “la votación por correo es una manera fácil para que los países extranjeros entren en la carrera” y en una entrevista con Fox News hace dos semanas se negó a comprometerse a aceptar los resultados.

Otros analistas, como Domingo García, presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, han advertido que Trump busca que los votantes no se sientan cómodos de votar por correo y simplemente no voten.

Con el voto universal por correo (no voto en ausencia, el cual está bien), la de 2020 será la elección más imprecisa/fraudulenta de la historia. Será una gran vergüenza para Estados Unidos. ¿Demorar la elección hasta que la gente pueda votar de manera debida y con seguridad?

La fecha de la elección presidencial está consagrada en la ley federal para realizarse el martes después del primer lunes de noviembre cada cuatro años y sólo puede ser modificada en el Congreso; sin embargo, ni siquiera los republicanos en el Senado, donde son mayoría, recibieron bien la propuesta del presidente.

“Nunca en la historia del Congreso, a través de las guerras, las depresiones y la Guerra Civil, hemos aplazado una elección federal programada y encontraremos la manera de hacerlo nuevamente este 3 de noviembre”, dijo Mitch McConnell, líder de la mayoría en el Senado.

Por Agencias

Notas Principales
Egresados de Enfermería de UNICACH fortalecen servicios de salud
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros