Acusaciones a China, con tintes de Guerra Fría

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llamó ayer al “mundo libre” a triunfar sobre lo que llamó la “tiranía” china, asegurando que fue profética la preocupación del expresidente Richard Nixon, al iniciar relaciones con ese país durante la década de los 70, de haber creado un “Frankenstein”.

En un discurso en la Biblioteca Nixon, en Yorba Linda, California, lugar de nacimiento del exmandatario, consideró que el ejército de China se ha vuelto “más fuerte y más amenazante” y que el enfoque hacia China debería ser “desconfiar y verificar”, adaptando el “confía pero verifica”, del presidente Ronald Reagan sobre la Unión Soviética en la década de 1980.

“Llamo a los líderes de todo el mundo a hacer lo que ya hizo Estados Unidos: pedir reciprocidad y transparencia al gobierno chino”, expresó.

“Esto no se trata de ‘contención’ (…) Éste es un desafío enteramente nuevo”, agregó, en referencia a la política encarada por su país durante la Guerra Fría frente a la Unión Soviética (URSS).

Notas Principales
Por la cura de la pandemia.
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros