Sector construcción toca nuevo mínimo histórico; valor de la producción cayó 34% en mayo

Durante mayo del 2020 el valor de la construcción se contrajo 34.2% a tasa anual; sumando un mes más a la tendencia negativa dentro del sector. El valor de las obras que más se deterioró fue el de las relacionadas con agua, riego y saneamiento.

Durante mayo del 2020 el valor total de la producción constructora registró un nuevo mínimo histórico desde que se tienen cifras (2006); en línea con la crisis derivada de la pandemia Covid-19, el sector constructor se posiciona como uno de los más afectados por las medidas.

Este quinto mes del año el valor de la construcción se contrajo 34.2% a tasa anual, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) del Inegi.

En comparación inmediata, sólo de abril a mayo, el valor de la construcción cayó 5.2 por ciento. Con este resultado se suma un mes más a la tendencia negativa que presentaba la industria constructora previo a la pandemia, y que se profundizó con la llegada del virus.

En su clasificación por tipo de construcción se observaron caídas importantes en todos los rubros. La caída más profunda se identificó en las obras relacionadas con agua, riego y saneamiento; el valor de la producción en este rubro cayó 50.4% en comparación anual.

El valor de las obras de infraestructura en telecomunicaciones y electricidad se contrajo 45.7%, en las obras de edificación (vivienda, edificios industriales o comerciales y hospitales) cayó 38.6%, en las obras de transporte y urbanización la caída fue de 27.0% y en las obras relacionadas con la industria petrolera y petroquímica se redujo 24.3 por ciento.

Dentro de la industria de la construcción también se presentaron caídas importantes en el total de ocupados y un deterioro en sus condiciones laborales.

En mayo el nivel de trabajadores dentro del sector cayó 22.5% en relación con el mismo mes del año pasado. La mayor parte de las bajas afectaron al grupo de trabajadores más vulnerables, en relación con el capital humano de mayor calificación; la caída de trabajadores obreros fue de 27.7% mientras que la de empleados fue de 10.2 por ciento.

Por su parte, las horas promedio trabajadas por los empleados y obreros se redujeron en 28.2 por ciento. En este rubro también se observa una mayor reducción de jornadas para los obreros en relación con los empleados; las caídas fueron de 32.3 y 18.6% respectivamente.

Las remuneraciones de los ocupados en el sector cayeron 1.4% en promedio. Para los obreros el deterioro de sus salarios fue de 6.8% en relación con el nivel salarial del año pasado; para los empleados el impacto fue mucho más modesto con una baja anual de 0.2 por ciento.
Por Agencias

Notas Principales
“Llamada fue un detonante”, afirma el hermano de Xavier Ortiz; ya se investiga
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros