Chiapas, el mayor productor de café.

b_0_300_16777215_00_images_8271.jpg

A pesar de que la roya y la broca causaron graves daños a la producción del cafeto en los estados de Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Puebla y Chiapas, estos en cinco años se han recuperado de la crisis.

Chiapas es el mayor productor a nivel nacional de café y México el segundo lugar a nivel mundial de grano orgánico, dio a conocer Santiago Álvarez Icaza, subdirector del área de flora y fauna de Nahá-Metzabok de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas en la entidad.
"La diferencia entre México, Colombia, Costa Rica y Brasil es que más del 90 por ciento del cultivo de café en México es bajo sombra, el impacto es que este cultivo contribuye a una mayor calidad del cafeto en el cerezo y al momento de llevarlo a la taza, un cafeto que tenga una parcela con mayores nutrientes y sea polinizado de manera natural tendrá mayor acidez, aroma y cuerpo que son de las características que evalúa un catador”, explicó.
Además, remarcó que dicho impacto no es únicamente en el cuerpo, sino también ayuda a una mayor diversidad biológica, pues conserva el hábitat de un número grande de especies de aves y mamíferos.
“La mayor producción se obtiene a través de las comunidades indígenas, por ello cada vez que se consume una taza de café hecho en México se genera una fuente de empleo y se fortalece el tejido social de las localidades.
Un café orgánico se cultiva de manera natural sin que exista procesos agroquímicos, los cuales tienen como consecuencias enfermedades en los productores como en las amas de casa, ya que ambos no cuidan la forma y la utilización de las sustancias y son las esposas quienes lavan y también adquieren de manera indirecta los tóxicos”, destacó.

Por SELENE ÁLVAREZ