Más tragedia en el Zoomat Chiapas.

b_0_300_16777215_00_images_8064.jpg

trasciende la muerte del único venado cabrito, que amaneció sin vida el lunes, nuevamente por la negligencia de las autoridades del recinto.

Este ejemplar, en peligro de extinción, se encontraba a unos pocos metros de la jaula de los venados cola blanca que fueron atacados por una jauría de perros, por lo que no se descartan que también fue afectado.
La muerte de los animales en el Zoológico Miguel Álvarez del Toro siguen ocurriendo y las autoridades los siguen ocultando, y solamente por la presión mediática es que salen a informar y a dar la cara justificando su incompetencia.
Pero lo más terrible del asunto es que apesar de que en seis años se tiene registro de la muerte de dos jaguares, un puma, varios quetzales, seis tapires, otros 4 cabritos, además de la muerte masiva de aves que puso en cuarentena al Zoomat, y ahora este caso de los venados, las autoridades de la PROFEPA no han encontrado a ningún responsable, muy al contrario Epigmenio Cruz Aldán y Carlos Guichard, curador y director respectivamente, siguen gozando de la impunidad heredada de Carlos Morales Vázquez desde su desastrosa administración como Secretario del Medio Ambiente.
Pero los que pagarán la negligencia e incompetencia de estos dos funcionarios serán los perros en situaciones de calle, que serán cazados por estos conservacionista quienes al no poder mantener en vida a los animales dentro del zoológico le quitarán la vida a los que están afuera. La cuestión es que Cruz y Guichard seguirán matando animales.

Por Vinicio Portela Hernández