Se destapa Aguilar Bodegas; buscará gobernar Chiapas

b_0_300_16777215_00_images_2089.jpg
José Antonio Aguilar Bodegas deja hoy la Secretaría del Campo para buscar la candidatura de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), a la gubernatura del estado de Chiapas. Sin embargo, no es el único que dentro del tricolor buscará aparecer en las boletas para los comicios de 2018.
Hay otros candidatos a nivel federal, como el senador Roberto Albores, con quien Aguilar Bodegas dice tener una “franca disposición de respeto”, y a nivel estatal, como el presidente de la Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Ramírez Aguilar; y el presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, Fernando Castellanos.
En entrevista con EL UNIVERSAL, el político se destapa y acepta que de no haber transparencia y piso parejo en la elección del candidato para la entidad, se alejará de manera permanente del partido que le dio carrera política; al tiempo que sentencia que sin alianza, el PR puede perder el gobierno chiapaneco
—¿Por qué renuncia a la Secretaría del Campo?
Tengo el deseo, la aspiración y el compromiso de involucrarme con la sociedad chiapaneca que hoy está haciendo un esfuerzo integral, con una visión hacia 2018, para que esta nueva coyuntura política que estamos viviendo que es fundamental será, sin lugar a dudas, un parteaguas en nuestra vida contemporánea, pueda yo sumarme por el bien de Chiapas. Poniendo todo lo mejor que yo tengo, mi experiencia, mi conocimiento, mi voluntad y mi amor por el estado, para que todos logremos que 2018 sea una fecha que propicie el despegue y el bienestar para todo Chiapas. 
Bodegas añade que a partir de hoy inició un camino dentro del PRI, con las bases, con las organizaciones sociales que lo integran; pero también con el resto de la sociedad, donde se está conformando un movimiento para que en 2018 haya unidad.
Asimismo, apunta que lo único que le llevaría a romper con el partido es que se alejara de un esquema democrático, de un esquema justo y Acepta que no sólo en el PRI hay un buen grupo de contrincantes. Están, explica, tres senadores de la República, uno del Verde Ecologista,
Luis Eduardo Mena Bravo; del PRI, Roberto Albores; hoy por Morena, antes por la Revolución Democrática, Zoé Robledo; en la Cámara de Diputados, Emilio Ochoa. En el ámbito local, el diputado Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión del Congreso del Estado; y está también el presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez, Fernando Castellanos, un joven brillante. —¿Ya tuvo oportunidad de hablar con Roberto Albores, qué opina de estas aspiraciones?
Estamos en actividades distintas, todos con una dinámica intensa, pero siempre hemos compartido temas y creo que nos respetamos, estamos en una franca disposición personal de respeto, de mantener la unidad por encima de todo y todos conando en que el Comité
Nacional del partido, así como los otros partidos políticos, respeten una plataforma democrática. Respetamos el compromiso de ser propositivos y no únicamente atacar o descalicar, porque lo más importante es que vayamos construyendo la conanza de los chiapanecos en los cuadros políticos que los representamos.
Aguilar Bodegas añade que el PRI sí ha garantizado igualdad de oportunidades e incluso adelanta que, sólo de no ser así, se alejaría del partido.
Respecto a si el PRI pudiera perder Chiapas, arma que los priístas deben estar conscientes que actualmente la competencia es la más intensa que se puede haber tenido en cualquier otro momento de la política del país.
“Sabemos las encuestas que se han publicado, incluso con carácter ocial o de muestra, que no estamos en la primera posición, y en
Chiapas, aunque no tan distanciados como en el ámbito nacional, se tiene que sí estamos también en posiciones secundarias”, añade.
El PRI y el priísmo, local y nacional, debe tener memoria y recordar que en 2012 la alianza de dos partidos políticos generó la condición fundamental para tener un triunfo, que ha sido el más representativo que en la historia democrática de Chiapas, arma Aguilar Bodegas.
 
Por el Universal