Netanyahu busca quinto mandato al frente de Israel

b_0_300_16777215_00_images_8286.jpg
Israel votará este martes en unas disputadas elecciones generales en las que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, busca revalidar la victoria y tener un quinto mandato al frente de una coalición derechista pero en las que la plataforma centrista Azul y Blanco, de Beni Gantz, podría ser la más votada. A pocas horas de los comicios, los candidatos se reúnen en sus sedes y algunos realizan maratonianas llamadas telefónicas o hablan en las redes sociales con los electores para animarles a votar por su formación, mientras que otros mantendrán encuentros con sus seguidores en una última carrera antes de los comicios. Netanyahu salió este lunes a hacer campaña en el popular mercado de Mahané Yehudá, en el centro de Jerusalén, y ayer enfatizó su mensaje de que “el Gobierno de derechas está en peligro”, y reiteró su promesa de que si consigue gobernar extenderá la soberanía israelí a colonias judías en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.
Gantz, su principal rival, declaró en la radio del Ejército que Israel debe elegir entre “una dirección de unidad” y “esperanza” o una de “extremismo” bajo el actual primer ministro. Los sondeos dan a su coalición, Azul y Blanco (integrada por Resiliencia para Israel de Gantz, el centrista Yesh Atid, de Yair Lapid, y Telem, de Moshe Yaalón) la primera posición a poca distancia del Likud. A pesar de ello, las encuestas dan a los partidos de derecha -Likud, Nueva Derecha, Zehut, la Unión de Partidos de Derechas y las formaciones ultraortodoxas- suficientes escaños para formar un bloque mayoritario y crear un nuevo Gobierno, mientras que prevén que Gantz no tendrá margen suficiente para formar una coalición.
 
Por Agencias