ELN y gobierno colombiano posponen hasta 2 de julio diálogos de paz

b_0_300_16777215_00_images_7101.png

 

El gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) pospusieron para el próximo 2 de julio el VI ciclo de los diálogos de paz que se tenía previsto para este lunes en La Habana, informaron las partes.

Este nuevo aplazamiento se produce a propuesta del gobierno colombiano saliente, que ha aducido para ello el "empalme que está realizando con el gobierno entrante sobre la continuidad de los procesos de paz", según un comunicado del ELN difundido en la capital cubana.
"Esperamos que dicho empalme sea para garantizar el desarrollo de la agenda de diálogos y del diseño del proceso de paz, pactados el 30 de marzo de 2016, de tal manera que la paz sea una política de Estado, como aspira Colombia entera", indica la nota firmada por la delegación negociadora de la guerrilla.
El ELN también manifestó su preocupación por unas declaraciones recientes del presidente electo colombiano, Iván Duque, "donde desconoce lo avanzado en esta Mesa de conversaciones y establece condiciones diferentes a las pactadas hasta ahora con el Estado".
También subraya su "compromiso con la búsqueda de una salida política al conflicto y con la construcción de un proceso de paz que permita producir las transformaciones necesarias para erradicar la violencia de la política y caminar hacia un país con justicia social y equidad".
Durante el recién concluido quinto ciclo de las negociaciones, el gobierno y el ELN acercaron sus propuestas para lograr un nuevo alto el fuego bilateral temporal, tras el de 101 días mantenido entre octubre y enero pasados, y trabajaron en el diseño de la participación social en los acuerdos de paz.
Ese fue el primer ciclo de las negociaciones celebrado en La Habana, donde se prevé que prosigan los diálogos, después de que Ecuador se retirara como país garante y sede del proceso.
La capital cubana ya albergó durante casi cuatro años las conversaciones entre el gobierno y las FARC, que culminaron con la firma de un acuerdo de paz el 24 de noviembre de 2016 en Bogotá y la conversión de esa guerrilla en fuerza política.

Por Agencias