Empresarios se encomiendan a las madres.

b_0_300_16777215_00_images_8531.jpg

Pasado el “chasco” de las vacaciones de Semana Santa, prestadores de servicios de Tuxtla Gutiérrez ultiman detalles para el Día de las Madres, un festejo que para algunos sectores representa la segunda fecha más importante del año desde el punto de vista de los ingresos.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el estado, Arturo Marí Domínguez, dijo que algunos agremiados estiman un repunte en las ventas de hasta 20 por ciento, especialmente en desayunos y comidas. Para los negocios de ese giro es la segunda fecha comercial más importante del ejercicio, después del Día del Amor y la Amistad. Ahora las expectativas son más altas que nunca pues la celebración caerá en viernes.
En esta ocasión los asociados procurarán brindar una atención de calidad, no ajustar precios y abstenerse de efectuar cobros de propina arbitrarios. Lanzarán ofertas y promociones, “aunque la situación económica no permite hacer tanta reducción en costos”, admitió.
Por su parte, el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Tuxtla Gutiérrez, Rafael Sánchez Zebadúa, informó que por el 10 de mayo algunos afiliados esperan un repunte en las ventas de entre 10 y 15 por ciento, particularmente en tiendas departamentales y algunos establecimientos que operan en plazas. Flores, chocolates, joyería, electrodomésticos y ropa serán los productos más demandados.
El Día de las Madres es una de las fechas del año en la que los asociados más apuestan por ser un festejo familiar. De hecho, desde el fin de semana pasado hubo movimiento por compras anticipadas, afirmó.
Marí Domínguez y Sánchez Zebadúa exhortaron a la población a no consumir en los negocios informales. En esos lugares no hay garantías de ningún tipo. Invitaron a priorizar las empresas locales en las decisiones de compras.

Por ERICK SUÁREZ