La CONAFOR podría desaparecer: Alfredo Trinidad Hernández.

8266.jpg

 

Diversos factores como la reducción presupuestal, la burocracia, la corrupción, el desinterés político federal y estatal, el clandestinaje, cambios de usos de suelo, visiones diferentes sexenales y la falta de cultura jurídica de los poseedores de los recursos, así como el avance paulatino de sembradíos de marihuana y amapola, y el saqueo desmedido de los recursos para la siembra y conservación de las selvas y los bosques, han llevado que a 18 años de su creación CONAFOR se muera, así lo razonó el maestro en Ciencias Forestales y empresario, Alfredo Trinidad Hernández.
Dijo que son diversos los parámetros que deben cuidarse sobre la madre tierra en la política nacional para converger con los objetivos de la 4ta transformación, que en este nuevo régimen debe rendir sus frutos reales, dejando atrás la cultura de idiosincrasia de que el bosque estorba, ya que de lo contrario la Comisión Nacional Forestal, podría desaparecer.
Entre las causas, es que ha sido dirigido por un ingeniero minero, dos agrónomos, un biólogo, un forestal con doctorado y los dos últimos agrónomos con especialidad en bosques, a quienes les ha faltado capacidad y amor por la naturaleza para sacar adelante las políticas públicas para el que fue creado este organismo.
Asimismo, un presupuesto promedio que ha sido de seis mil millones de pesos, pero el extremo más raquítico (ejemplo de Pobreza Franciscana) es el de este año, de 2,400 millones de pesos. Y la reforma a la ley general de desarrollo forestal, de 2018.
Es por esta razón que lo anterior obliga a reflexionar sobre qué pasará con los bosques de México, si la CONAFOR, fue creada porque el sector forestal estaba afectado por tres problemas básicos; dispersión de los programas gubernamentales, insuficiencia de recursos presupuestales para atender los grandes retos del bosque y la falta de jerarquía del sector; prohijando un Programa Estratégico Forestal 2025, ya que además el Ejecutivo Federal en el 2000, expresó que los recursos naturales, el agua, y los bosques, serían asuntos de seguridad nacional.

ASICh