Mujeres Indígenas Impulsan Economía de Comunidades a Través de la Transformación de Frutos

b_0_300_16777215_00_images_4201.jpg
Marvin Bautista
 
Tapachula Chis; MAR 08 (interMEDIOS).- Con la finalidad de apoyar a los campesinos a continuar con sus actividades agrícolas y dar seguridad de un mercado seguro a los productos, un grupo de mujeres indígenas originarias del municipio del Porvenir desarrollan un proyecto, que consiste en dar valor agregado a frutos que se cosechan en la región de la Sierra Mariscal.
La integrante de la empresa “Ishmuté”, en alusión a una planta originaria de la Sierra Mariscal, Karen Melissa González Roblero, dio a conocer que la idea surgió como un experimento para poder rescatar el cultivo de frutos que están a punto de perderse, debido a que la población no los compra y por ende el campesino evita sembrar, tal es caso del tomate de árbol, chiles y manzanos.
Dijo que ante la falta de oportunidades que existe en la comunidades serranas, se conjuntaron para dar valor agregado a los frutos y cuya materia prima que se utiliza se adquiere directamente con el productor, lo que contribuye a mejorar la economía de las familias.
Señaló que todos los productos son agroecológicos con vías a su certificación orgánica, están hechos con frutos de la temporada que se producen en la Sierra Mariscal, elaborados de manera artesanal a fuego lento y sobre todo por manos de mujeres indígenas que buscan contribuir al desarrollo económico de la región.
Dentro de los productos que se elaboran de manera artesanal están: vino dulce de carambola, de manzana, ciruela, mora, durazno, maracuyá, níspero y rambután, además mermeladas de ciruela, mora, tomate de árbol, durazno, así como salsas y chiles en escabeche y esencias de mora y maracuyá.
Detalló que los desafíos que se han enfrentado para poder posicionar sus productos son difíciles, ya que existe una marcada resistencia y falta de financiamientos por parte de autoridades encargadas de programas de apoyo al emprendedor, sobre todo porque son mujeres indígenas.
Puntualizó que llevan más de cuatro años en el proceso y transformación de los productos de la región, y desde que iniciaron no han podido acceder a programas gubernamentales, a pesar de que buscaron acceder a las instancias, por lo que es a través de recursos propios como han logrado posicionar sus productos en el estado y esperan que al obtener su registro y certificación puedan acceder al mercado extranjero, de donde también hay demanda. (iM rrc)