Sale caro cumplir con las tradiciones

b_0_300_16777215_00_images_4123.jpg

El pasado miércoles 14 de febrero dio inicio la cuaresma, que es el tiempo litúrgico de la iglesia católica en el que los creyentes se preparan para la Pascua.

La cuaresma tarda cuarenta días y concluye con el sábado santo. En este periodo la comunidad católica realiza ayuno y la abstinencia de carne roja los días viernes, por lo cual el consumo de mariscos se incrementa.

Por este motivo los costos de pescados y mariscos se elevan de un 10 a un 15 por ciento, sin embargo en la semana santa los precios llegan a aumentar hasta un 20 por ciento.

Ahorita el precio del marisco y el pescado es más caro. Los locatarios aprovechan estas fechas y es entendible pero nosotros como restauranteros tenemos que mantener nuestros costos del menú y si no viene mucha gente a consumir tenemos pérdidas”, señaló Marco Cancino, propietario de una marisquería en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Los dueños de las marisquerías aseguran que los precios de los mariscos y pescados se incrementan más en la semana santa pero en esas fechas las familias que no salen de vacaciones son las que acostumbran a llegar a consumir a sus locales, por lo que esos días tienen muy buenas ganancias.

Cabe mencionar que los viernes es el día que más amas de casa llegan a los mercados a comprar pescado para empanizarlo, freírlo o bien camarones para ensaladas y el pescado seco para hacerlo capeado.

Via/Alertachiapas