Pumas se fue para abajo tras superar lo hecho el torneo pasado

b_0_300_16777215_00_images_3942.jpg
A Pumas le bastaron seis partidos del Clausura 2018 para conseguir más puntos (14), que todos los que logró en el Apertura 2017 (13), cuando fue sotanero de la tabla general.
Sin embargo, cuando la lógica apuntaba que mantendrían ese nivel y contundencia, los felinos sufrieron un bajón que les hizo perder el invicto y el liderato. Así, la semana que iniciaron como líderes la terminaron con dos descalabros en fila.
Hasta la jornada seis, los del Pedregal iban con banderas desplegadas gracias a cuatro victorias (dos de ellas como visitante), dos empates y cero derrotas, con 11 goles a favor y solo cinco en contra. Lo anterior, hizo que los auriazules se colocaran como punteros del certamen.
Pero ese gran inicio se empañó con una sorpresiva derrota en casa ante Veracruz a media semana por 2-1. La situación se convirtió en bache el sábado con la estrepitosa goleada en la frontera ante los Xolos de Tijuana, donde recibieron cuatro goles.
Ese “póquer”, sumado a los dos recibidos del Veracruz, totalizaron seis, uno más que todos los sufridos entre la Jornada 1 y 6. Además, en los últimos dos juegos, Pumas solo marcó dos tantos, cuando entre la Fecha 1 y 6 celebró 11 anotaciones.